100 dias in Lexington, KY

Desde antes de llegar había tenido en mente abrir un blog nuevo solo para documentar  mis días en Lexington; que aunque parecen muchos ahora, la verdad es que ya se me escapan volando.  Luego decidir usar el de guiaequina, por eso de que a fin de cuentas no tengo mucho tiempo ahora para publicar las noticias acostumbradas y además estoy teniendo experiencias con todo tipo de caballos, disciplinas, y mil cosas mas relacionadas que igual tienen que ver con los equinos que tanto amo. So, aquí les vá... Dia 1.

El primer día llegue tarde a clase, no por irresponsable sino porque el parque (Kentucky Horse Park) es un poco grande y no encontraba el Departamento de Educación. Una vez llegué, para colmo no había nadie allí. Pero al rato llegaron Todd y Kathy.  Todd es uno de los instructores, en sus 50 algo, súper simpático y lleno de historias. Kathy es una de las compañeras de clase, de Massachussets y toda una experta en líneas de caballos de carreras- me sorprendió muchísimo que conociera a Defensora, y además sigue la carreras de algunos caballos en PR.  Al rato llegaron las demás compañeras (de ellas seguiré hablando poco a poco) y la otra instructora Lori, que también me cae muy bien. Luego de un rato de clase (evolución del equino y caballos prehistóricos) y pasar la hora de almuerzo llamando a casa a ver como estaban mis animales, pasamos a clases de equitación.

Image foto tomada por la compañera de clase Kathy

Todas tienen un caballo asignado, a mi me asignaron el que las demás chicas no querían. Según ellas “Red” el mustang, es difícil de capturar en el cercado y para colmo no entiende los comandos bajo silla. Igual, fui lo busque y el me esperó (ya comenzaba a sospechar que las chicas exageraban, o que yo le caí bien al alazano). Su conducta y su porte inmediatamente me hicieron recordar a mi Spirit (uno de los animales de los que mas he aprendido). Una mirada, de caballo que confía en los humanos (porque no le quedad de otra), pero inseguro de si mismo y de todo lo demás alrededor, completamente introvertido. Y efectivamente, al montarlo quedé convencida de que Red y Spirit son “soulmates”, tienen exactamente la misma complejidad… Igual, me hizo recordar algo que siempre digo – que los animales lo escogen a uno – Y los instructores, un poco contentos de que yo entendiera al Red. Trabajó súper bien, y ahora lo tengo agarrado del corazón.

Termine el día yendo a comprar una cafetera… si he de sobrevivir estos días acá, pues será esencial tener una.

Dia 2.

Al llegar se me notificó que mientras estemos aquí, todos tenemos un trabajo semanal. Por suerte, esta primera semana me ha tocad dar el desayuno a los caballos de la escuela. No pudo ser más perfecto para mí, comenzar el día con el placer de saludar a todos los caballos e ir conociéndoles.  Por lo regular Todd conduce y Kathy y o vamos atrás repartiendo el heno. El primero en recibir su desayuno es Palladium, un caballo europeo, retirado de saltar por algunos problemas en las patas.  Le siguen Red, Pippen (un pony) y Stormy. La historia de Stormy es un poco triste, fue un mustang de esos que salen en “reality shows” de la tele en que un entrenador logra domarlos en pocos dias. Según Todd, en el caso de Stormy todo fue una farsa y el pobre llegó al parque todo golpeado y lleno de traumas sicológicos.

Stormy - el mustang de "Mustang Makeover", programa de TV

Luego de pasar otros “padocks” donde están los Friesians (una de mis razas favoritas), y algunos Percherones ( que no son de nuestro departamento) llegamos a los Ponies. Me ha costado aprender sus nombres: Starbuck, Rowdy, Nightcap, y otro que no recuerdo. Estos viven con Sprocket, un caballo retirado de la Unidad Montada de la Policía. Y para terminar dos ponies más, cuyo dueño murio y fueron donados; Kimla y Libby, son hermosas. De ahí pasamos  a alimentar a los “Capados”, los “mustangs” y las yeguas… pero aun no se sus nombres… so demasiados!  (ya iré publicando fotos de todos)

Luego del desayuno, se nos informó que tenían que poner un caballo del área de “carga” a dormir, y que como parte de la clase iríamos a ver el proceso. Se llamaba CL, un belgian draft que tenia Ataxia en una cadera y sufría mucho al no poder levantarse. El proceso fue triste, pero tranquilo. Al rato vino el “horse hurst” a recogerlo. Ya para entonces las chicas habían dejado de llorar y comenzaban a hacer chistes y explorar el cadáver… son terribles.

Les dejo una de las fotos que ha tomado Kathy de algunos caballos de la manada de mustangs que tenemos a cargo en parque…