‘A Eight Belles no le daban esteroides’

-prensa asociada-

Stanton, Delaware— El entrenador de Eight Belles se dice seguro de que la potranca nunca tomó esteroides, y ha ordenado exámenes para probarlo.

Ayer Larry Jones dijo querer disipar toda sugerencia de que el segundo lugar en el Derby de Kentucky estaba recibiendo drogas para mejorar su desempeño. Eight Belles fue sacrificada cuando se quebró ambos tobillos delanteros el sábado, un cuarto de milla después de la meta en Churchill Downs.

“Les aseguro que el caballo nunca tomó esteroides”, dijo Jones en rueda de prensa en Delaware Park, donde la potranca tuvo su primera victoria.

El propietario de Eight Belles, Rick Porter, dijo que los resultados preliminares de la autopsia mostraban que la muerte se dio a consecuencia de la fractura de los dos huesos cañones delanteros de la potranca.

Jones fue inflexible en el sentido de que la necropsia no mostrará ningún uso de dopaje, y dijo esperar que descubra cualquier “asunto de validez” previamente desconocido.

Jones sigue vulnerable por la pérdida del caballo a tres días del Derby. Se soltó llorando tres veces al recordar a la potranca durante la conferencia de prensa de 30 minutos.

Pero la voz del entrenador se elevó cuando dijo estar respondiendo a críticas no especificadas que escuchó mientras volvía a Delaware procedente de Kentucky en programas radiofónicos donde señalaban que su caballo debió de haber tomado anabólicos debido a que era tan grande.

“Estamos hablando de muchos abusos en eso... Nos están acusando de abuso con esteroides porque era muy grande”, dijo. “Puedo decir que el señor Porter va a las ventas buscando buenos caballos y eso es algo de lo que se busca, un caballo bastante grande, bastante fuerte y bastante veloz para competir en carreras importantes”.

Jones dijo que la última vez que usó esteroides fue en 1997, en un caballo muy lastimado. Dijo, aun entonces, haber utilizado sólo una fracción de la cantidad permisible de la droga.

El empleo de los anabólicos constituye un tema polémico en las carreras de caballos, habiendo un creciente movimiento para combatir el uso de los esteroides y otras drogas para mejorar el desempeño.

Hasta el momento, a los caballos que corren en el Derby no se les hace prueba de dopaje. Pero se trata de algo que pronto podría cambiar a raíz de la mayor presión existente dentro y fuera de la industria para implementar reglas más estrictas en las carreras de caballos.

El Consorcio de Medicamentos y Pruebas de las Carreras está intentando establecer reglamentos uniformes sobre medicamentos y pruebas de dopaje a nivel nacional. Pero hasta el modelo que ha mostrado permitiría a los veterinarios suministrar uno de cuatro anabólicos considerados de naturaleza terapéutica. Sin embargo, a los caballos no se les permitiría correr por lo menos durante 30 días después de recibir la dosis.